Cómo aprovechar la terraza de un ático todo el año

Sin duda, aprovechar la terraza de un ático durante todo el año es algo envidiable. Por ese motivo, aquellos privilegiados que pueden disfrutar de un ático, optan por instalar cerramientos que se lo permitan sin que importen las inclemencias del tiempo ni la temperatura exterior.

Tabla de contenidos

Aprovechar la terraza de tu ático incluso en invierno

Hablamos, por supuesto, de poder disfrutar del ático incluso en invierno, cuando más frio hace y el tiempo es menos agradable. En este sentido, existen muchas opciones para proteger tu ático. Destacan los cerramientos modulares, los más recomendables, aunque también puedes optar por alternativas fijas que le dan muchas posibilidades a ese espacio en altura. Así podrás disponer del ático de tus sueños cualquier día del año, llueva o nieve, sea de noche o de día.

A destacar, la mejor forma de aprovechar la terraza de un ático todo el año consiste en instalar alguno de estos cerramientos para áticos:

  • Ventanales.
  • Cortinas de cristal.
  • Panel Sandwich.
  • Cerramiento de obra.

Cierra el ático con ventanales

Sin duda un acristalamiento de ático con ventanales es una buena opción. Su mayor ventaja es su integridad estructural y el aislamiento al que puedes acceder. Ahora bien, conforme mejor sea la estructura de los ventanales y el aislamiento térmico y sonoro, mayor será su precio. Esto hace que su coste sea muy dispar según lo que desees.

Estéticamente tampoco están nada mal, pues te permiten aprovechar la luz y las vistas, pese a que poseen gruesos marcos que eliminan por completo la sensación de encontrarse en un ático. Esto hace que la estancia se asemeje más a un piso. Para compensar esto, los ventanales suelen permitir una apertura de hasta el 50%. Esto no está nada mal para aquellos días en los que haga calor y quieras disfrutar del aire libre, aunque no deja de ser limitante si quieres aprovechar el ático al máximo.

cerramiento de áticos

Instala cortinas de cristal

Para paliar estos inconvenientes, la mejor opción es instalar cortinas de cristal. Estas te permiten disfrutar de un ático todo el año gracias a su sistema de apertura modular, que alcanza hasta el 95%. Esto se debe a que las cortinas de cristal están formadas por paneles de vidrio que se pueden abatir todos en un extremo. Así podrás dejar la estancia completamente abierta cuando vengan esos días en los que realmente apetece estar al aire libre.

Además, cuando eso no sea posible, podrás cerrar las cortinas de cristal, garantizando un buen aislamiento térmico y sonoro y, sobre todo, manteniendo intactas las vistas. Debido a que las cortinas de vidrio no tienen marcos entre si, generan un efecto panorámico y no obstaculizan tu campo visual. Se trata, sin duda, de la mejor forma de disfrutar de las vistas en un espacio cerrado. Además, también es el cerramiento más elegante y sofisticado.

Aprovecha la terraza del ático todo el año, sácale todo el partido estético a tu hogar y dale toda la versatilidad que se le puede dar a un espacio con cortinas de vidrio.

Usa paneles sandwich

Si lo que prefieres es una opción más asequible, puedes optar por los cerramientos de panel sándwich. No obstante, debes saber que apenas aíslan, pues se trata de paneles de aluminio que absorben tanto el frio como el calor. Por lo tanto, deberás aclimatar bien la estancia tanto en verano como en invierno para poder disfrutar del ático todo el año como es debido. 

A ello cabe añadir que no resultan demasiado estéticos en comparación con alternativas como las cortinas o los ventanales. Además, son paneles opacos, por lo que sacrificarías todas las vistas. Eso si, ganarías mucho en privacidad. En cualquier caso, al tratarse de una opción asequible y que no requiere obra, siempre los puedes instalar y sustituir más adelante por un cerramiento mejor.

Realiza una obra

Finalmente, puedes decidirte por realizar una obra. Sin embargo, suele ser la peor opción ya que es, con diferencia, la alternativa más cara. Además, una obra implica poner paredes que eliminan las vistas y no aportan modularidad.

A diferencia de los cerramientos de panel sándwich, una obra suele ser una decisión de no retorno. Ten en cuenta que, una vez realizada, muy poca gente se decide a derribar una obra. En este sentido, estarías cambiando la terraza de tu ático por una estancia extra en tu hogar, lo que está muy bien si quieres más espacios cerrados en casa. Sin embargo, es totalmente opuesto al objetivo de aprovechar la terraza durante todo el año.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Otros
artículos
Cómo decorar un ático de lujo
Cómo decorar un ático de lujo

En la actualidad, vivir en un ático con terraza es un verdadero lujo, sobre todo si vives en una gran ciudad. Sin duda, un fantástico