¿Cuánto puede sobresalir un toldo de una fachada? Conoce las normativas.

Si vives en un edificio y estás pensando en instalar un toldo en tu piso, es importante que tengas en cuenta que más allá de las ventajas que este tipo de estructuras ofrecen a nivel estético o de protección contra el sol, es imprescindible cumplir con una serie de normativas y estándares que regulan dichas instalaciones. De esta forma, además de evitar posibles sanciones, estaremos contribuyendo a mantener una buena convivencia en la comunidad.

Más allá de las cuestiones estéticas, la normativa sobre toldos en terrazas también aborda cuestiones estructurales y de seguridad. Ignorar estas regulaciones puede no solo dar lugar a multas y conflictos legales, sino que también puede afectar la integridad del edificio y la relación con los vecinos.

Con lo cual, entender la normativa sobre toldos, además de ser una obligación legal, es una forma de preservar la armonía en la comunidad y evitar complicaciones innecesarias.

Por eso, en este artículo te explicamos con detalle las cuestiones más importantes de la normativa sobre toldos en la comunidad de vecinos, qué permisos son necesarios para instalar un toldo en una comunidad de vecinos y las posibles consecuencias legales de hacerlo sin autorización previa.

Tabla de contenidos

Normativa general sobre toldos en fachadas

Dentro de la Ley de Propiedad Horizontal, los toldos están sujetos a una normativa muy clara que busca preservar la armonía visual del edificio, evitando que este tipo de estructuras perjudiquen la estética del edificio. Además, es necesario valorar los posibles problemas estructurales que pueden generarse debido al peso o la ubicación del toldo.

Para garantizar la seguridad y la integridad de la construcción, y prevenir posibles daños a largo plazo, la LPH establece que cualquier alteración que afecte a elementos comunes, como las fachadas, requiere la aprobación de la comunidad. Con lo cual antes de proceder a la instalación, es necesario obtener el consentimiento de los vecinos.

Normativa europea y estándares de calidad

Con el objetivo de estandarizar la fabricación e instalación de toldos en toda la UE, la normativa europea UNE-EN 13561 establece los requisitos específicos que deben cumplir los toldos en fachadas.  Para tener la tranquilidad de que la instalación cumple con los estándares de calidad y seguridad establecidos, es muy importante tenerlo en cuenta. En la ley de fachadas podemos encontrar también las normativas que deben cumplir las fachadas en general y el riesgo que conlleva saltarse la legalidad de las mismas.

Dicha normativa impone a las empresas especializadas en el montaje de toldos la obligación de implementar medidas de seguridad certificadas para garantizar una correcta instalación. Además, deben cumplir con unas estrictas normas de calidad.

Entre los diversos test exigidos se encuentran las pruebas de resistencia al viento, resistencia a la nieve, capacidad para evitar la acumulación de agua y durabilidad, maniobrabilidad, así como el cumplimiento de las medidas esenciales de salud, higiene y medio ambiente.

Además, las empresas instaladoras tienen la obligación de adherir la etiqueta CE a todos los toldos que fabrican y de proporcionar al cliente la documentación que confirme que la instalación cumple con todos los requisitos de la norma EN 13561.

Por otro lado, la legislación impone a los fabricantes un control exhaustivo en la fabricación, regido por las siguientes normas:

1. Sistema de verificación de conformidad: según la Decisión 1999/93/CE, se requiere que el fabricante realice una prueba inicial del tipo de producto, un control de producción en la fábrica y redacte una declaración CE en base a los resultados de las pruebas.
2. Toldos motorizados: se aplica la Directiva 98/37/CE, que exige la realización de comprobaciones y ensayos para certificar la seguridad de los productos fabricados. Además, se deben cumplir con el reglamento electrotécnico de baja tensión y el de compatibilidad electromagnética, garantizando que los motores eléctricos cumplan con la normativa vigente.

Normativa de los toldos para la fachada de un edificio.

Procedimiento de instalación en comunidades de vecinos

La instalación de toldos en comunidades de vecinos requiere un riguroso proceso para garantizar que se ajusta a las normas y que se mantenga la armonía en el entorno residencial.

En primer lugar, es obligatorio obtener la aprobación de la comunidad. Para ello, puede celebrarse una reunión en la que se explique el proyecto al detalle y los vecinos puedan consultar sus dudas sobre el impacto visual y estructural que puede tener.

Para conseguir la autorización, es necesario el respaldo de al menos las tres quintas partes de los presentes. En caso de no conseguir los votos necesarios, es posible acudir a los tribunales, pero no siempre es fácil conseguir el respaldo del juez sin la aprobación de la mayoría de los vecinos.

Además, es esencial revisar las normativas municipales antes de realizar la instalación, ya que las regulaciones municipales pueden variar según la localidad, y algunas veces podemos encontrarnos con restricciones específicas, como colores, materiales o dimensiones. De esta forma, evitaremos multas y muchos quebraderos de cabeza.

¿Qué sucede si instalo mi toldo sin permiso de la comunidad?

Instalar un toldo sin el permiso de la comunidad puede provocar conflictos legales con el resto de los propietarios. Lo mismo que cuando se realiza un cerramiento de terraza, las fachadas siempre deben cumplir con la estética y normativa del edificio. Y es que los vecinos afectados pueden presentar quejas, argumentando que la presencia del toldo afecta la estética del edificio o que perjudica potencialmente a la estructura.

Además, la comunidad puede tomar medidas legales para exigir la retirada del toldo, lo que puede conllevar costosos procesos judiciales. Incluso se puede llegar a imponer una sanción por parte de la comunidad o exigir la eliminación del toldo por no haber seguido el procedimiento adecuado.

Es cierto que es posible solicitar la autorización retroactiva para un toldo instalado, pero puede ser un proceso complicado y depende de las normativas internas de la comunidad y ordenanzas municipales. Además, es necesario que el propietario esté dispuesto a corregir cualquier problema existente.

El caso es que la resolución de este tipo de conflictos requiere de la contratación de abogados, lo que puede suponer un gran gasto. Por eso, para evitar situaciones como esta, lo más recomendable es obtener el permiso previo antes de la instalación. Y es que no se trata solamente de cumplir con la normativa de toldos en fachadas, sino también de fomentar una convivencia armoniosa entre todos los vecinos y evitar tensiones innecesarias.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Otros
artículos
Tramites necesarios para poder cerrar tu plaza de garaje.
Trámites para cerrar mi plaza de garaje

Cerrar una plaza de garaje puede implicar varios trámites administrativos y legales. Desde Vitroglass, al ser expertos en cerramientos, conocemos los trámites y lo que