Cómo aprovechar la terraza de un ático todo el año

Los cerramientos de techo son una magnífica opción para añadir metros útiles a nuestra vivienda en aquellas épocas en las que, debido al clima, no es posible disfrutar tanto de nuestros exteriores como nos gustaría. La cuestión es que, a la hora de instalar un techo, es importante saber el tipo de techo que mejor se adapta a nuestra terraza: fijo o móvil.

La cuestión es que, a la hora de elegir, pueden surgirnos muchas dudas sobre cuál es la mejor opción y sobre cuál de ellos es mejor en función del uso que vayamos a darle. Por eso, en este artículo intentaremos resolver todas estas cuestiones para que la decisión te resulte mucho más sencilla.

Tabla de contenidos
cerramiento de jardines con cristal

Ventajas de colocar un techo fijo

Una de las principales ventajas del techo fijo es su resistencia ante las adversidades climáticas, soportando tanto el viento como la lluvia y la nieve. Aíslan muy bien de las adversidades climáticas y del ruido, por lo que son una fantástica opción si lo que queremos es ganar metros a la vivienda y crear una habitación más en casa que no se vea contaminada por el ruido del exterior. Además, hay que destacar que la instalación del techo fijo es más sencilla, ya que pueden adaptarse mejor a los patrones constructivos de las distintas áreas disponibles, sin que sea necesario instalar mecanismos adicionales, como si sucede con los techos móviles.

Ventajas de instalar un techo móvil

Una de las mayores ventajas del techo móvil en comparación con los fijos es que, aunque sea más complejos de instalar, no cuentan con restricciones en cuanto a tamaño, espacio o superficie, mientras que los fijos cuentan con unas medidas previamente establecidas que impiden cubrir todas las superficies. Además, permiten disfrutar de nuestros exteriores a lo largo de todo el año, asegurando una protección absoluta frente a la entrada de la humedad y el agua, permitiendo que puedan colocarse electrodomésticos o muebles sin ningún riesgo.

Elige el mejor tipo de techo según tus prioridades

Como hemos podido ver, la principal diferencia entre techo fijo y móvil es que los techos móviles son aquellos que permiten una apertura total o parcial, mientras que los fijos se mantienen estáticos. Dependiendo la elección de las necesidades particulares, la funcionalidad y el tamaño disponible de la zona que queremos techas, además de otros factores que vamos a explicar a continuación.

Flexibilidad y funcionamiento

Los techos móviles permiten disfrutar de una zona abierta o cerrada cuando queramos, mientras que los techos fijos solamente permiten tener un espacio cerrado. Con lo cual, si decides instalar u techo para cerrar una estancia de tu casa, lo mejor es apostar por un techo fijo. Además, no sólo te ayudarán a aislar el espacio del calor y del frío del exterior, sino también a reducir considerablemente el ruido, por lo que también es la mejor opción para viviendas que están cerca de carreteras o locales de ocio, ya que favorecerá el descanso. En cambio, si lo que buscas es cubrir un jardín, una terraza o una piscina que puedas disfrutar como un espacio flexible abierto o cerrado cuando quieras, el techo móvil es la mejor elección.

Durabilidad y mantenimiento

Tanto el techo fijo como de techo móvil pueden llegar a durar toda la vida con un adecuado mantenimiento. Eso sí, mientras que el techo fijo apenas requiere mantenimiento, el techo móvil necesita revisiones periódicas para que pueda abrirse y cerrarse sin problema, evitando averías que puedan resultar más costosas en el futuro.

Coste

El precio medio de un techo móvil para una terraza de unos 10 metros cuadrados es de unos 2.500 euros, mientras que colocar una cubierta fija con una estructura metálica para cubrir un patio con las mismas características suele rondas los 1.600 euros. Con lo cual, los techos móviles tienen un precio más elevado que los fijos. No obstante, puede variar mucho en función del tipo de materiales y perfiles, así como de la propia complejidad del espacio a cubrir. Con lo cual, lo más recomendable es solicitar un presupuesto personalizado. En conclusión, los techos fijos son la opción idónea cuando se requiere de un resguardo permanente, mientras que los techos móviles pueden desplegarse cuando se desee, pudiendo cerrarse en verano para refugiarnos del calor y abrirse en invierno para que el sol caliente la terraza. Pero, en cualquiera de los dos casos son soluciones muy eficientes que proporcionan nuevos usos al espacio, aportando una duración bastante amplia.
Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Otros
artículos
Ideas inspiradoras para terrazas de lujo.
Terrazas de lujo: elementos clave

En el mundo del diseño y la arquitectura, las terrazas o los áticos de lujo representan un espacio singular de elegancia y confort. Estos espacios