aumenta el valor de tu vivienda antes de venderla

Uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de vender una vivienda es su precio. Y, en este sentido, una reforma de vivienda puede aumentar considerablemente su valor, sobre todo cuando la vivienda es antigua, se encuentra en mal estado o está situada en una zona donde hay mucha demanda y poca oferta. La idea es que nuestra vivienda destaque por encima de las demás, incluso aunque su precio de venta pueda ser más elevado.

En algunos casos, es probable que los ingresos que vamos a obtener de más no compensen el gasto que hay que hacer, pero en otros casos, con pequeños cambios, podemos cambiar por completo la apariencia de la casa y hacerla más atractiva a los ojos de los posibles compradores.

Pero, ¿cómo se aumenta el valor de una vivienda para venderla? Hoy te damos algunos consejos que, además de revalorizar tu propiedad, seguramente te ayuden a venderla mucho antes de lo que esperabas.

Tabla de contenidos

Cómo aumentar el valor de una vivienda para venderla

Si estás pensando en vender tu vivienda o llevas mucho tiempo intentándolo sin éxito, a continuación te explicamos algunos trucos para aumentar el valor de una casa y darle salida lo antes posible.

1. Cambiar el mobiliario o zonas antiguas

Un piso que lleva muchos meses a la venta puede venderse mucho antes si realizamos algunos cambios en la decoración. Y es que, hoy en día, la presencia es fundamental a la hora de vender una vivienda. Abrir las puertas a posibles compradores sin preparar previamente el espacio puede significar meses o incluso años de venta infructuosa. 

Potencia las mejores zonas de la casa, despersonalizala e intenta que solo haya el mobiliario justo y que esté bien distribuido. Además, es recomendable que intentes aprovechar al máximo la luz natural y que todo esté pintado en colores neutros.

2. Cuenta con vistas panorámicas del exterior

En determinadas ubicaciones y circunstancias, las vistas influyen considerablemente en el precio de una casa. Por ejemplo, cuando se trata de viviendas en la costa o las que se encuentran en avenidas amplias o frente a edificios históricos. Es más, las viviendas ubicadas en este tipo de sitios, pueden incluso perder valor con respecto a las de su entorno por no tener vistas

Y es que disfrutar de unas bonitas vistas desde la terraza o el jardín es un plus que los compradores valoran considerablemente. En este sentido, cambiar las ventanas o una pared por cortinas de cristal permitirá disfrutar de las vistas del exterior y revalorizará la vivienda.

3. Mejora la instalación eléctrica

Si la instalación eléctrica tiene más de 10 años y se encuentra en un edificio antiguo, es muy recomendable renovarla para que se adapte a la legislación vigente. Este es otro de los aspectos que más se tienen en cuenta a la hora de comprar una casa, ya que supone un coste importante. 

Además, es normal que las personas quieran entrar directamente a vivir sabiendo que la electricidad funcionará perfectamente. Por otro lado, aprovecha para mejorar la eficiencia energética. Cambia las bombillas por unas de bajo consumo, cambia algún electrodoméstico y mejora las redes de calefacción y agua sanitaria.

4. Renueva las zonas comunes como la cocina y/o baño

El baño y la cocina son dos de las estancias en la casa en las que más se fijan los compradores. La reforma de un baño no siempre tiene por qué ser cara y puede cambiar totalmente la sensación que genera una casa. Pero incluso arreglando o sustituyendo los muebles, o pintando los azulejos, podemos dar un toque completamente diferente. Y lo mismo ocurre con la cocina. Pero además de pintar o arreglar los muebles, también puede ser buena opción cambiar los electrodomésticos y renovar el termo.

5. Ganar metros sin ampliarla

Uno de los elementos que más contribuyen a aumentar el precio de una vivienda es el espacio y el número de habitaciones. Tirar tabiques, añadir o eliminar alguna habitación, deshacerse de pasillos demasiado largos o colocar muebles de tal forma que den sensación de amplitud harán que cada metro útil del espacio sea realmente aprovechable. Por ejemplo, colocar un cerramiento de terraza o balcón puede ayudar a ganar metros al salón, por ejemplo. Lo cual no requiere de mucha obra.

6. Pon suelo de parquet

El estado del suelo es otro aspecto que salta a la vista cuando los compradores llegan por primera vez a una casa en venta. Por eso, renovar el suelo puede dar una nueva vida a la vivienda. En este sentido, el parquet es un fantástico aliado para revalorizar una vivienda. Un material muy luminoso y acogedor que resulta ideal para el salón, los pasillos y las habitaciones, creando espacios acogedores y familiares. Además, aporta calidez en los meses de invierno, lo cual es especialmente relevante en ciudades de clima frío.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Otros
artículos
Ideas inspiradoras para terrazas de lujo.
Terrazas de lujo: elementos clave

En el mundo del diseño y la arquitectura, las terrazas o los áticos de lujo representan un espacio singular de elegancia y confort. Estos espacios