se puede cerrar el patio interior de una comunidad de vecinos

Mucha gente se pregunta si se puede cerrar el patio interior de una comunidad de vecinos. La realidad es que la respuesta difiere según el tipo de patio del que se trate. Ahora bien, la respuesta rápida es que sí, si se puede. Para aclarar las cosas vamos a analizar los diferentes escenarios en los que se podría cerrar un patio interior.

Tabla de contenidos

¿Se puede cerrar un patio interior comunitario?

Cuando el patio interior es una zona común del edificio, estamos hablando de realizar una modificación de las zonas comunes.

El artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal establece que para alterar elementos comunes, como cerrar un patio interior, es necesario el permiso de la comunidad de propietarios. Para aprobar esta modificación, se requiere el voto favorable del 60% de los propietarios, que además deben representar el 60% de las cuotas de participación. En tal caso, el procedimiento a seguir es el siguiente:

  1. Se debe proponer el cerramiento del patio interior en junta y someter a votación.
  2. Si los propietarios votan con mayoría absoluta, deberá presupuestarse el cerramiento del patio.
  3. Se debe presentar el presupuesto ante la junta de vecinos y se debe volver a votar para aprobarlo.

Ten en cuenta que un patio interior se considera como parte de la fachada del edificio, por lo que el cerramiento que se instale debe adecuarse al estilo actual del mismo. Más allá de eso, la ventaja es que la mayoría de cerramientos no se consideran obras, pues se instalan con las piezas previamente fabricadas, no se “construyen”.

¿Es posible cerrar un patio interior comunitario de uso privativo?

Otra posibilidad es que estés disfrutando de un patio interior que es considerado zona común de uso privativo a tu propiedad. Es decir, solo tú disfrutas del patio aunque legalmente esté considerado como parte de las zonas comunes. Este suele ser el escenario más común y el que genera más dudas.

Legalidad de los cerramientos para patios interiores.

En este caso el procedimiento a seguir es idéntico al punto anterior con la salvedad de que serás tú la única persona que se responsabilizará de los costes. Es decir, la comunidad no puede ni debe sufragar en modo alguno el cerramiento que tu quieras instalar.

Lo inoportuno en estos casos es que tengas a la mayoría de los propietarios en tu contra, en cuyo caso no podrías poner el cerramiento. Por ese motivo, una alternativa que puede ayudar a convencer a la comunidad es que pongas un cerramiento parcial. Así dejarás una parte del patio sin cubrir por si acaso el motivo de objeción es que no sea posible recuperar los objetos que caigan al patio.

¿Se puede cerrar un patio interior privado?

Cuando se trata de un patio interior privado que no pertenece a la zonas comunes, como sucede en muchos áticos y viviendas intermedias que no tienen más pisos encima, todo es mucho más sencillo.

Lo único que deberás hacer será avisar a la comunidad de que vas a realizar el cerramiento en tu patio. Para garantizar la buena relación con los vecinos, es recomendable que presentes el proyecto ante la junta, señalando que el cerramiento no afectará a la integridad estructural de la finca y que respetará el estilo arquitectónico de la misma.

Cerrar el patio interior de tu comunidad

Sea cual sea tu caso, en Vitroglass contamos con todo tipo de opciones para que poner un cerramiento en tu patio interior sea fácil y sencillo. En cuestión de pocos días podrás disfrutar de un cerramiento completo con los materiales y calidades que tú prefieras.

 

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Otros
artículos
Tramites necesarios para poder cerrar tu plaza de garaje.
Trámites para cerrar mi plaza de garaje

Cerrar una plaza de garaje puede implicar varios trámites administrativos y legales. Desde Vitroglass, al ser expertos en cerramientos, conocemos los trámites y lo que