Como proteger tu terraza de la luz del sol

Existen muchas soluciones para proteger la terraza del sol, aunque algunas destacan sobre otras. Por ejemplo, un buen cerramiento suele ser la forma más acertada de cubrir tus espacios exteriores. De ese modo no solo te proteges del sol, sino de otros agentes externos, a la par que aportan versatilidad, estilo y seguridad a tu terraza con un elemento duradero y robusto.

Tabla de contenidos

Cómo proteger la terraza del sol

Para proteger la terraza del sol puedes optar por alternativas de todo tipo. Hay quien lo soluciona poniendo una sombrilla. Otros apuestan por instalar toldos. También están aquellos que prueban a poner plantas frondosas con bastante altura. Finalmente, están los que prefieren ahorrar y se deciden por colgar telas de lado a lado. Lo que tienen en común todas estas opciones es que, de una manera u otra, no terminan de proteger la terraza del sol por completo ni son realmente fiables.

Una sombrilla requiere de apertura manual, al igual que los toldos. Si te vas de vacaciones, tu terraza y su contenido quedarán expuestos al deterioro del sol porque no puedes dejar un toldo o una sombrilla abierta sin más. Lo que nos lleva a otro inconveniente, el viento, que los inutiliza por completo. A ello cabe añadir el factor durabilidad. El sol termina quemando toldos, sombrillas y telas por igual. Además, otras inclemencias del tiempo como la lluvia también los erosionan, degradándolos de forma lenta pero inevitable.

Si optas por las plantas, las opciones son limitadas porque para dar sombra deben ocupar mucho espacio en la terraza. Por no hablar de la necesidad de riego y cuidados que suponen.

Por ese motivo, la mejor forma de proteger la terraza del sol es mediante un cerramiento.
Partimos de la base de que quieres protegerte del sol, pero no quieres obstaculizarlo por completo. Así pues, las mejores opciones para cumplir tal fin son:

  • Las pérgolas bioclimáticas.
  • Los techos abatibles.
  • Los acristalamientos con control solar.

Usar una pérgola

 

Pérgola bioclimática Vitroglass

 

Una pérgola bioclimática es una alternativa elegante que no ocupa nada de espacio y genera mucho ambiente. Se puede automatizar para que las aspas sigan al sol, dando sombra todo el día. También se pueden abrir para disfrutar de nuestro astro o se pueden cerrar por completo, creando un techo que impide el paso de luz y protege de la lluvia.

Lo mejor de las pérgolas bioclimáticas es que, aunque protegen del sol, permiten que algunos rayos pasen entre las aspas. No obstante, la luz no incide de forma constante sobre un mismo punto ya que las aspas van girando. Así tu terraza se protege del desgaste solar.

 

Pérgola bioclimática anclada

Otro gran punto a favor es que son estructuras muy robustas y resistentes con una vida útil mucho más larga que la de un toldo o una pérgola convencional.

Poner un techo abatible

techos móviles
Otra gran manera de resguardar tu terraza del sol es instalar un techo móvil. Podrás disfrutar del sol siempre que quieras al abatir los paneles de la cubierta. Cuando no estés utilizando la terraza, bastará con cerrar el techo y listo: sombra asegurada.

Los techos abatibles están disponibles en multitud de acabados y materiales. Los más comunes son el panel-sándwich y el policarbonato, aunque también los hay en vidrio transparente, translúcido y opaco. Además, puedes pedir un acabado en imitación madera o piedra para integrarlo mejor con el estilo de tu terraza.

Cerrarla con cristal con control sola

 

Por último, también puedes instalar un techo fijo de vidrio con control solar. Es la opción más económica ya que no tiene sistema de apertura, lo cual abarata las cosas. Para permitir que la luz pase puedes solicitar que pongan cristales protectores de los rayos UVA, mejor conocidos como vidrios con control solar.

Estas láminas de vidrio se caracterizan por dejar pasar la luz filtrando hasta el 99% de los rayos nocivos del sol. De este modo tu terraza se mantiene perfectamente iluminada y totalmente protegida de los efectos negativos del sol.

¿Qué es lo mejor para tapar el sol?

A la hora de elegir debes ser consciente de tus necesidades y de las características de tu terraza. Si lo que quieres es crear un ambiente en el que disfrutar del aire libre a la par que estás protegido del sol, lo mejor son las pérgolas bioclimáticas.

Si prefieres un espacio versátil que puedes abrir y cerrar, sin duda tu alternativa son los techos móviles. Si lo que buscas es una terraza que se convierta en un espacio más del interior de tu casa, entonces un techo fijo será perfecto para ti. Sea como fuere, siempre hay formas fantásticas de proteger tu terraza del sol.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Otros
artículos
Tramites necesarios para poder cerrar tu plaza de garaje.
Trámites para cerrar mi plaza de garaje

Cerrar una plaza de garaje puede implicar varios trámites administrativos y legales. Desde Vitroglass, al ser expertos en cerramientos, conocemos los trámites y lo que