Cómo dividir espacios de trabajo o estudio sin hacer obras

Cuando queremos realizar separaciones en una oficina sin necesidad de realizar obras, casi siempre buscamos una solución que requiere el menor tiempo y esfuerzo posible, utilizando los materiales y recursos que sean más sencillos de montar. Y es que los muros de obra, además de tardar más en construirse, levantan polvo y suciedad, lo que obliga a que se suspenda la jornada laboral durante unos días.

Afortunadamente, hoy en día existen numerosos cerramientos para oficinas, con opciones tanto montables como desmontables para no tener que levantar tabiques fijos con materiales como las placas de roca y yeso o el ladrillo.

Tabla de contenidos

Divide una oficina sin obras

Una de las soluciones más interesantes para dividir una oficina sin obras son las mamparas, que son muy fáciles de instalar y de desinstalar, proporcionando flexibilidad a cualquier ambiente sin que perdamos sus cualidades funcionales, lo que permite la posibilidad de realizar modificaciones rápidas y redistribuir nuestro lugar de trabajo en base a nuestras necesidades y preferencias. Pudiendo ser usadas para despachos, salas de reuniones, oficinas, zonas comunes o salas de espera, por ejemplo.

Una de las opciones más populares en este sentido son las mamparas de cristal. Un material que, además de dar un aspecto muy elegante a cualquier estancia, añade un toque de modernidad y permite realizar configuraciones de espacios abiertos, ofreciendo visibilidad entre una oficina y otra, lo que favorece la comunicación entre espacios.

Pero no solamente podemos optar por el cristal o el vidrio, sino que también podemos combinar este material con madera natural, lo que se conoce como mampara mixta.

Salas de reunión separadas

Puede ocurrir que queramos tener salas de reuniones separadas. Pero si no contamos con mucho espacio y queremos que todos los espacios sean polivalentes para poder abrirlos y cerrarlos cuando lo necesitemos, los mejor son los tabiques móviles. Este tipo de acristalamientos para negocios se adapta perfectamente a cualquier tipo de decoración y resulta muy fácil de montar y desmontar.

Los tabiques móviles se encuentran suspendidos de un carril superior sin guía en el suelo, lo que permite readaptar el espacio sin que sea necesario desmontarlos y sin que sea complicado. Con lo cual, si necesitamos celebrar una reunión, podemos cerrarlo cuando queramos. Y si necesitamos una sala más grande, podemos combinar dos estancias o incluso dejar el espacio totalmente abierto.

acristalar oficina

Despachos con visión exterior

Las paredes de cristal son ideales para crear despachos de trabajo sin obras. Una solución ideal para favorecer el paso de la luz por los dos ambientes, logrando una mayor sensación de amplitud y luminosidad. Ideal para aquellos casos en los que se necesita que dos ambientes estén juntos pero separados al mismo tiempo, creando ambientes independientes pero conectados.

De esta forma, es posible disponer de despachos separados para los directivos, pero sin perder la visión de toda la sala en la que se encuentran los trabajadores y disfrutar de aislamiento acústico para evitar que haya un exceso de ruido mientras se trabaja que impida la concentración.

Con la ventaja de que este tipo de cerramientos son muy fáciles de instalar, pudiendo elegirse entre distintas opciones, como un panel fijo o móvil con guías en el techo y puertas abatibles y correderas. Y, en cuanto al cristal, podemos encontrar cerramientos totalmente transparentes, con partes semi transparentes u opacas. Todo depende del nivel de privacidad que estés buscando.

Crea espacios de estudio o para trabajos colaborativos

Los paneles modulares permiten dividir espacios. Ideales para crear diferentes puestos de trabajo independientes en áreas pequeñas. Muy habitual en empresas como call centers y empresas de seguros, donde hay muchas empresas que trabajan juntos en una misma sala y de forma simultánea, pero que requieren de cierto nivel de intimidad para poder desempeñar su trabajo de forma óptima y concentrarse con más facilidad

En estos casos, las mamparas brindan la independencia y privacidad necesarias para desarrollar las distintas tareas sin problema. Pero en las universidades también son habituales para crear una sala de estudio separada del resto del espacio de la biblioteca. En ellas suelen incluirse algunas mesas para evitar ser molestados por las personas que hablan o van caminando por la biblioteca. Por eso, en estos casos, lo normal es que se insonoricen.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Otros
artículos
Cómo decorar un ático de lujo
Cómo decorar un ático de lujo

En la actualidad, vivir en un ático con terraza es un verdadero lujo, sobre todo si vives en una gran ciudad. Sin duda, un fantástico