cómo cerrar una terraza de un restaurante

En la actualidad, los clientes prefieren utilizar las terrazas durante todo el año. Ya no resulta habitual ver estos espacios llenos de gente durante el verano. Para ello, es necesario acondicionar la terraza para aprovechar en los meses más fríos. Sentarse en una terraza al aire libre, es muy agradable; pero si no contamos con todo lo necesario para proteger estos espacios de la lluvia, el viento o las bajadas de temperatura puede ser realmente molesto para cualquier cliente.

En Vitroglass te ofrecemos algunos consejos para adaptar la terraza de tu negocio hostelero para el invierno.

Tabla de contenidos

Cerramientos para proteger a los clientes de la lluvia y el viento

Las terrazas son espacios que se encuentran al aire libre, con lo cual están desprotegidas de las inclemencias del tiempo. Si te interesa que los clientes pasen más tiempo en la terraza, y como consecuencia que consuman durante todo el año, necesitarás cerrarla mediante cerramientos.

Los cerramientos de cristal son una de las mejor solución para cerrar terrazas en hostelería, porque permiten aislar el espacio de la lluvia, la nieve, el viento o la suciedad que arrastra este tipo de precipitaciones. Además, mantienen la luz natural por lo que tus clientes disfrutarán del espacio tanto o más, que si estuvieran al aire libre.

Cortinas de cristal para terrazas de restaurantes, bares o cafeterías

Continuando con los beneficios que ofrecen los cerramientos de vidrio en tu negocio hostelero, las cortinas de cristal son una de las opciones a tener en cuenta para tu terraza en invierno. La principal ventaja de este tipo de sistemas, es su diseño, ya que al no disponer de perfiles no hay nada que obstaculice la visión. Tus clientes seguirán disfrutando de las vistas, mientras pasan un momento agradable en tu terraza.

Por otra parte, las cortinas de cristal con paneles abatibles, posibilitan cerrar tu terraza de una forma elegante y confortable. La clave para acondicionar una terraza de hostelería en invierno, es contar cerramientos de cristal junto a un sistema de calefacción adecuado.

cerramiento para restaurantes

Parasoles y toldos para la lluvia o el viento

Para evitar la lluvia o el viento en una terraza de hostelería podemos optar por sistemas más tradicionales como; parasoles y toldos. Éstos protegen a los clientes de la lluvia, y en menor medida del viento, aunque por lo contrario, no evitan el frío. Se trata de una solución muy económica, pero también la más sencilla de instalar. Son una opción muy óptima, si nuestro negocio hostelero se encuentra ubicado en una zona con un clima más bien suave.

Estufas para terrazas de hostelerías

Un elemento que no puede faltar en una terraza de cualquier restaurante, bar o cafetería es una estufa. Cuando la bajada de temperaturas comienza a notarse, si quieres que los clientes se encuentren cómodos en tu terraza, deberías contar con un buen sistema de calefacción. De este modo, el frío no les ahuyentará de tu local. En el mercado encontrarás una gran variedad de opciones, que mantendrán el calor de tu terraza acristalada durante el invierno.

Cómo has comprobado, adaptar una terraza de hostelería al frío, no es tan difícil como parece. Basta con contar con cerramientos que protejan de la lluvia o el viento, y el sistema de calefacción adecuado.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Otros
artículos
Ideas inspiradoras para terrazas de lujo.
Terrazas de lujo: elementos clave

En el mundo del diseño y la arquitectura, las terrazas o los áticos de lujo representan un espacio singular de elegancia y confort. Estos espacios